Las últimas noticias sobre Influencer Marketing

La confianza del consumidor no se puede comprar

Francisco Ascensão
Francisco Ascensão


El impacto de la información falsa compartida en redes sociales ha sido debatido ampliamente en los últimos meses. ¿Podemos confiar en la información que nos presentan los algoritmos sociales? ¿Son noticias o falsas noticias? Y, ¿realmente dijeron eso?

Este es un tema candente, pero que ha sido un gran problema en muchas formas de comunicación durante mucho tiempo. Esta constante espiral descendente y el sentimiento de desconfianza tiene graves repercusiones, especialmente cuando evaluamos la relación entre marcas y consumidores. La confianza está en el punto más bajo de todos los tiempos, y si no tenemos cuidado, el marketing de influencers se verá implicado debido a esta tendencia.

NIELSEN publicó un informe global de confianza en el que se detalla que la forma de comunicación más fiable eran las “Recomendaciones de personas que conozco”, con un asombroso 83% de confianza. Le seguían las “Páginas web de marcas” con un 70%, y las “Opiniones de consumidores publicadas online” con el 66%. Comparando estos medios gratuitos y los canales propios con publicidad pagada – 63% confía en “Anuncios de televisión”, 48% en “Anuncios online”, 46% “Redes Sociales” y un 42% en “Banners online”. Tanto los espacios gratuitos como los de propiedad son más confiables que los de pago y equivalentes.

Estos factores han contribuido a la explosión del marketing de influencers, ya que esta forma de comunicación aparentemente ofrece una manera más real y directa de difundir un mensaje de marca, que es más confiable y respetado por la audiencia. Los seguidores ven a sus estrellas de las redes sociales como sus amigos digitales, e inherentemente confían en sus opiniones y recomendaciones. Aunque esto es cierto, hay que ser honestos y reconocer que está bajo una seria amenaza cuando se introduce el pago en este proceso.

Este nuevo formato de marketing cada vez está más bajo la presión del mismo problema de confianza que hemos visto antes. A medida que el mundo del marketing de influencers madura y comenzamos a ver campañas serias contratadas por varias marcas globales, la explosión del contenido patrocinado o pagado ha fomentado una reacción en las audiencias, lo que no siempre es positivo. ¿Realmente les gusta el producto? ¿O se les ha pagado para decir eso?

Con la reciente legislación que lo hace mucho más claro al requerir el uso de #Ad o #Spon, los seguidores pueden ver ahora más fácilmente por lo que han sido pagados y por lo que no. Fundamentalmente, los influencers son influencers porque su púbico respeta su opinión. En las ocasiones en las que esta opinión ha sido patrocinada, el valor de esta influencia puede disminuir a medida que su audiencia se pregunta si las opiniones compartidas son reales. Esta es una reacción natural y humana, y que es lógica.

La confianza en las marcas tuvo su día. Ahora la gente confía en sus compañeros o en los influencers a los que siguen en redes sociales mucho más que en los anuncios que ven. La cuestión es, si un influencer ha sido pagado, ¿este medio todavía es eficaz?

Es de vital importancia que las marcas, agencias e influencers aborden este problema y aseguren que el atractivo del pago no comprometa al núcleo de por qué el marketing de influencers es un canal fuerte para comunicar. Si va a tener éxito y mantiene un nivel de efectividad, debemos asegurarnos de que el control editorial nunca esté a la venta. Si patrocinamos contenido, esto realmente es un reembolso por el su tiempo, no por su opinión. Solo con esta definición y separación de comerciales y editoriales somos capaces de preservar este eficaz modo de comunicación.

 

Este artículo fue publicado por primera vez en PRMoment.com

Deja un comentario

Francisco Ascensão

Comencé en Youzz en 2009 y me adentré en el mundo del marketing de influencers. En 2010, me uní a Salvador y juntos decidimos conquistar el mundo. Hasta ese momento yo estaba en modo de preparación, aprendiendo y experimentando, para finalmente adoptar un espíritu empresarial “bestia”. Todo fueron buenas experiencias. Desde la venta de Schweppes y Trinaranjus a cafés y restaurantes, escuchando más de 50 opiniones diarias, hasta la creación de planes de marketing y trademarketing en Grupo Gillette. Pero la experiencia nunca es completa si no experimentamos desde el otro lado, en este caso, en Waygroup, donde durante 5 años gestioné agencias de marketing y comunicación. Actualmente, el reto es enorme: construir la mayor red global de influencers. Para todos ellos, solo hay un lugar – Youzz. ¡Bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *